miércoles, 27 de enero de 2021

LAS HURDES

 






Búscame en los infinitos,

donde las montañas besan el cielo,

donde el agua es pura y cristalina,

donde el campo se llenan de color,

y las calles y los tejados se hacen de piedra.


Búscame en las escarchas del invierno,

en el olor a leña quemada y pan recién hecho,

en los tiempos encontrados de muchas culturas,

entre los castaños cobrizos y los chopos amarillos,

o debajo de un olivo o un cerezo.


Búscame donde el paisaje enamora a la vista,

en la tranquilidad de pueblos bellos y tranquilos,

donde el sosiego y la noche estrellada invitan a charlar,

al rededor de la lumbre o un brasero,

y en donde la amistad se viste siempre de abrazos y sonrisas.


Búscame donde se mezcla el olor del romero, lavanda y la hierba buena,

donde la noche es estrellada y serena,

donde el caminante encuentra la paz para su alma,

donde el destino reta cada día al intrépido,

y donde el silencio llena las mañanas.


Búscame en el intervalo eterno de un segundo,

en las canciones populares de antaño,

escuchando atontado la historia que cuenta un viejo en los portales,

recopilando de la nada dichos Hurdanos,

o en el camino de cortijos y lagares.


Búscame perdido en la corriente,

sentado en la orilla de un rio que dibuja sus lineas curvas,

comiendo platos típicos en cualquier restaurante,

en compañía de buenos y queridos amigos,

o simplemente sentado en un banco en cualquier calle.


Búscame en el principio y final de los días,

donde los cerezos se visten de Flores,

Donde los olivos se llenan de espigas,

Donde el campo tiende una alfombra colores,

Dónde vuelan y crían las cigüeñas y las golondrinas.


Búscame donde los canchales grandes,

en los muros de piedra donde se refugian los pastores,

donde pastan las cabras en los montes,

en los atajos, regatos, huertos o en los corrales.


Búscame en la mirada limpia de un niño,

donde la bondad hace grande a los hombres,

donde las mujeres son hermosas y sabías,

donde se llenan de macetas los balcones.


Búscame en los infinitos,

búscame al norte de Extremadura,

búscame sin prisas y con pausa,

búscame por siempre al norte de Cáceres,

en la linea que la divide de Salamanca,

búscame eterno en la mancomunidad Hurdana.






martes, 26 de enero de 2021

INFINITOS





Aquellas sonrisas incendio sus presentes,

y escribió desde ese día para siempre sus futuros,

una mirada basto para que los infinitos atraparan la tarde,

y el amor dibujo en el aire un flechazo eterno,

qué les entro por los ojos y ocupo sus corazones.


Una pluma con tinta mágica les escribió un Hola,

y el destino caprichoso los cito a la hora del amor,

para hacerlos uno, para hacerlos una sola alma,

y los hizo volar como jamas habían volado,

y sintieron que a sus cuerpos les nacían alas,

y volaron juntos sin miedos hacia el futuro.


La tarde les narro el primer capitulo,

y les dio la libertad para amarse sin medidas,

y se dejaron llevar mecidos por el viento,

hasta el lugar donde viven los sueños y la eternidad,

para hacerlos para siempre uno, para hacerlos una sola persona,


Los años apenas parecían horas,

los meses se convirtieron en segundos kamikazes,

la vida se les paso en un suspiro de felicidad,

hoy si miras al cielo los puedes ver,

cogidos de la mano frente a frente a ella y el, a el y ella.

por siempre y para siempre inmortales.


Aquellas sonrisas incendio sus presentes,

y escribió desde ese día para siempre sus futuros,

una mirada basto para que los infinitos atraparan la tarde,

y el amor dibujo en el aire un flechazo eterno,

qué les entro por los ojos y ocupo sus corazones.


domingo, 24 de enero de 2021

EL FINAL DE LOS DIAS

 


Tiembla el mañana,

porque el hoy se viste de tinieblas,

con un manto negro de incertidumbre,

que va paso a paso ocupando las cabezas,

y en esta oscuridad que nos invade,

intento como tantos arrancarme las cadenas,

para poder gritar en la calle, por fin soy libre.


Tiembla el mañana,

en un vaivén de emociones encontradas,

de sueños por vivir y que muchos no vivirán,

de abrazos perdidos que quedaron por darse,

de millones de besos que pudieron ser y no serán,

y de miles de amores que jamas llegaron a conocerse.


Tiembla el mañana,

en un grito de socorro ahogado,

pidiendo al tiempo que avance deprisa,

para dejar atrás los malos y mezquinos sueños,

que nos han llevado a vivir esta pesadilla,

que nos hace caminar sin piedad por el infierno.


Tiembla el mañana,

mientras la señora de la guadaña,

va llevándose almas nobles y buenas,

dejando un dolor interminable y voraz,

que va matando el corazón y arañando las entrañas,

de aquellos que aun se quedan para pelear otro asalto.


Tiembla el futuro,

de hambre, sed y frio,

y nos invade sin pedirnos permiso la agonía,

mientras miles de cuerpos piden volver a ser lo que fueron,

y la curva de la vida se hace montaña,

mientras a muchos le falta el aire y se ahogan pidiendo,

que una mano amiga los rescate del precipicio.


Tiembla la vida,

en la cuerda floja, con la esperanza en anemia,

y caminamos sin remedio hacia el final de los días.

jueves, 14 de enero de 2021

DESPIERTA

 



Despierta, te llego el momento,

de poner las comas, de vivir los sueños,

de soñar las horas, de nacer de nuevo,

a la luz de la aurora, al compas del tiempo.


Despierta, te llego el momento,

de retar al sol, de bailar los vientos,

de cantarle a luna, de escribir tu cuento,

de sentar tus bases, de sonreír de nuevo.


Despierta, te llego el momento,

de echarle coraje, de levantarte del suelo,

de quitarte las cadenas, de enterrar tu orgullo,

de dominar tu ira, de domar tus egos.


Despierta, te llego el momento,

de conocer el amor, de ser inmortal,

de levantar tus manos, de soñar despierto,

de mirar las estrellas, de pitar tu firmamento.


Despierta, te llego el momento,

de navegar los mares, de volar tu vuelo,

de sonreír a la vida, de vivir sin miedos,

de saborear cada minuto, de cabalgar desiertos.


Despierta, te llego el momento,

de ser feliz, de subir tu telón y de ser eterno.

miércoles, 6 de enero de 2021

LO QUE JAMAS FUIMOS

 


Aquella noche que siempre olvido,

en la que en la fantasía ardimos en la hoguera,

en la pared del recuerdo que no existe guardo las fotos,

todas esas fotos que pudieron ser y nunca fueron,

por miedo a asesinar a nuestros corazones.


Y en el bloque de hielo donde escribimos nuestros nombres,

ese donde hoy se derriten letra a letra por el calor del verano,

y mas temprano que tarde habremos de encontrarnos el silente,

con el acorde acompasado de la música que azota el corazón,

y araña el alma hasta hacerla sangrar por el dolor hiriente,

de dos ciegos que jugaron a soñar y murieron sin sueños.


Cuantas piedras has contado como yo en el camino,

cuantos muros se han levantado entre tu mirada y la mia,

y en este despertar del día a día dibujando tormentas que opacan el sol,

vamos a destruir de un soplo todo lo que jamas construimos en el alma,

y en esta calma tensa que precede a la tempestad mas atroz,

vamos desmontando nuestros cuerpos pieza a pieza,

para ser tan solo un sonido mudo en el viento.


Y en esta historia llena de folios en blanco,

que nunca escribió el despiadado destino,

hoy se funden todas las palabras que jamas se han dicho,

y se seca toda la tinta que quiso ser mar pero solo fue desierto,

porque una pluma no quiso jamas hacerla suya,

y una mano misteriosa se negó a bailar con las musas un momento,

para darle forma a los verbos que la llevaran a la existencia.


Hoy la luna me mira y mece mi razón en un vaivén hipnotizante,

que me hace volar sin alas hacia la nada del tiempo,

y en silencio cierro los ojos y me dejo caer en el sentir de un latido,

que se esconde detrás del mundo imaginario que una vez compartimos,

y que creímos nuestro pero que se nos escapo como agua entre los dedos,

para existir en otros segundos, en otras horas, en otros labios,

y así dar paso a lo que jamas fue, a lo que jamas fuimos.