lunes, 28 de junio de 2021

CERRARÉ LOS OJOS

 


Cuando llegue mi hora,
no tendré miedo a partir,
dejaré que me acunen las olas del mar,
partiré sin miedo a donde ir,
la noche se llenara de estrellas,
y dejaré todos mis recuerdos atrás.

Cuando llegue mi hora,
miraré frente a frente a la señora,
sin rencores, con respeto y sin temor,
aceptaré sin reparos mi partida,
y le entregaré al destino mi corazón.

Cuando llegue mi hora,
daré gracias por lo que me ha tocado vivir,
por cada momento compartido en mi vida,
por los aciertos y los fracasos,
y por cada segundo en el que sentí libertad.

Cuando llegue mi hora,
espero que me recuerden como fui,
con mis cosas buenas y malas,
con mis miedos y mis manías,
con mi carácter y mis sonrisas.

Cuando llegue mi hora,
no tendré miedo a partir,
dejaré que me acunen las olas del mar,
partiré sin miedo a donde ir,
la noche se llenara de estrellas,
y dejaré todos mis recuerdos atrás.

Cuando llegue mi hora,
no pediré nada,
solo cerraré los ojos y sin quejas,
diré a este mundo adiós.

miércoles, 16 de junio de 2021

OJOS DE TRISTEZA (Dedicada a Enrique Urquijo)

 


Aquel niño de ojos llenos de tristeza,
andaba perdido por la gran ciudad,
escapaba cada día de la luz del sol,
siempre prefería ser estrella,
y en la noche quería brillar,
y cantarle canciones de amor a la luna.

Aquel niño de ojos llenos de tristeza,
buscaba y buscaba a su sirena,
perdido cada noche en algún lugar,
de esos de amores caros y beso fácil,
en garitos de mala muerte y luces en la puerta.

Aquel niño de ojos llenos de tristeza,
que pudo ser y siempre fue,
todo aquello que esperaba y prometía,
se quedó anclado en su niñez,
y nunca su barco partió del puerto de la adolescencia.

Aquel niño de ojos llenos de tristeza,
una noche de noviembre se entregó a la Dama,
y bailo con ella hasta el amanecer en aquel portal,
y decidió entregarle para siempre su vida,
y dejo de cantarle a la luna,
y dejo mirar a las estrellas para ser una de ellas.

Aquel niño de ojos llenos de tristeza,
andaba perdido por la gran ciudad,
escapaba cada día de la luz del sol,
siempre prefería ser estrella,
y en la noche quería brillar,
y cantarle canciones de amor a la luna.

martes, 15 de junio de 2021

CUANDO TE ALCANCE LA TRISTEZA

 


Cuando te alcance la tristeza,
y todo se vuelva gris,
cuando creas que no hay un mañana,
que todo se pone cuesta arriba,
apóyate en mi hombro sin miedo a nada,
pues yo caminare a tu lado para apartar a tus fantasmas,
y si tienes que llorar, llora, pues yo secare tus lágrimas.

Cuando te alcance la tristeza,
y sientas que te duele la vida,
que no puedes más y se derrumban tus muros,
no te desanimes pues yo construiré muros nuevos donde sentirte segura,
y los pintaré del color del arco iris para que al mirarlos,
sientas que todo puede cambiar de color en un instante.

Cuando te alcance la tristeza,
y creas que no hay ya salida,
yo te are una puerta nueva,
para que cada noche escapes conmigo,
y así poder llevarte a contemplar las estrellas,
y poder volver a besarte bajo la luz de la luna.

Cuando te alcance la tristeza,
recuerda que te amo más que a la vida,
que eres todo para mí y que por ti,
me levanto cada mañana,
para compartir contigo cada latir,
para compartir contigo la eternidad.

Cuando te alcance la tristeza,
no temas mi amor pues yo estaré a tu lado,
cuando te alcance la tristeza,
yo te abrazaré para sujetarte junto a mí,
y si la vida nos golpea no te preocupes, sonríe,
si hay que llorar yo llorare por ti,
y aguantaremos los golpes juntos, corazón con corazón,
siempre alma con alma hasta el fin.

domingo, 13 de junio de 2021

NÁUFRAGO

 


Nada, no queda nada,
solo vació, solo vació,
destellos en el aire dibujando palabras,
que frotan en el recuerdo,
y qué me transportan a otro lugar.

Me ahogo en esta situación,
y la oscuridad lo invade todo,
y un grito asfixiado, mudo,
retumba con fuerza como eco de mis pensamientos,
y yo aquí esperando de nuevo tu mano.

Nunca creí en finales felices,
y en el fondo de esta botella,
esta tarde veo de nuevo tu nombre,
y en un segundo inquieto que pasa,
me veo de nuevo desnudo bajo las estrellas.

Esta noche de verano,
persigo de nuevo los sueños,
esos que escribí, pero que nunca he vivido,
porque la vida decidió hacerse mi enemiga,
y ponerme a prueba cada segundo.

Nada queda para un náufrago,
salvo la tempestad que lo habita,
mil veces quise levantar el vuelo,
pero jamás fui capaz de extender mis alas,
mientras esta droga me mata por dentro.

Nada, no queda nada,
solo vació, solo vació,
destellos en el aire dibujando palabras,
que frotan en el recuerdo,
y qué me transportan a otro lugar.

miércoles, 9 de junio de 2021

AQUEL NIÑO

 


Paso a paso,
en inverso al pasado,
recorriendo de nuevo el camino,
haciendo camino al andar,
reescribiendo el destino.

Paso a paso,
cargando con lo vivido,
con las alturas llenas de escarcha blanca,
con el cuerpo arrugado por los años,
y el alma, el alma en un suspiro.

Paso a paso,
reescribiendo lo vivido,
contándole al viento secretos perdidos,
caminando por el sendero que marca el camino,
que va dejando huellas eternas en el tiempo.

Paso a paso,
sin descanso hacia el final,
sin descanso hacia el principio,
hacia los primeros pasos que fueron los míos,
fluyendo sin descanso como el agua de un río,
que sigue su cauce hasta que muere en el mar.

Paso a paso,
sin descanso como las agujas de un reloj,
sin desfallecer ni un solo momento,
con ganas de volver a ver mi pueblo,
con el corazón latiendo en un puño,
y en las mejillas lágrimas de emoción.

Paso a paso,
haciendo camino,
rememorando la historia,
reviviendo lo vivido,
caminando lentamente sin prisas,
volviendo a sentirme una vez más aquel niño.